Stoker – Park Chan – wook

Hace 7 años Park Chan – wook me mostró como una película puede hacer cambiar el concepto del cine y de lo que significa el cine coreano. Fue Old Boy, esa historia de cruel venganza la que me fascino ( aún sigue ), la que me hizo cambiar el chip de ver películas de Spielberg o Scorcese como algo supremo y darme cuenta que Asia también existe.

Después de ese tiempo, esperaba con muchas ganas ver  una de sus películas en pantalla grande. Y también con un poco con recelo. Este año es el año de los 3 directores coreanos en Hollywood: The Last Stand – Kim Ji – woon, un intento fallido de comedia de acción, la propia Stoker y sobre todo SnowpiercerBong Joon – ho, la más esperada sin dudas.

3 korean director together
Esta historia se basa en un guión Ted Faulker, pseudonimo usado por el hombre tatuado de Prison Break, Wentworth Miller, donde la familia Stoker, bien situada en el Nashville americano de hoy en día, cae en desgracia tras la muerte del cabeza de familia en un accidente de tráfico.

La película se centra en el personaje de India ( Mia Wasikowska ), una joven recién cumplida la mayoría de edad, que pierde al familiar con el que tenía más afinidad, su padre. Una chica, retraída que recuerda a una mezcla entre Viernes Adams y el lado virginal de la Lolita de Nabokov pero que durante la película, su personaje evoluciona a ese paso de la edad adulta, con ciertas acciones y cierta simbología que están muy bien cuidadas.

stoker-mia-wasikowska1

Por otro lado, la madre, Evelyn Stoker ( Nicole Kidman ), una viuda dolida por la perdida de su marido, ve en la repentina aparición del Tio Charlie ( Matthew Goode ), después de muchos años, el apoyo moral necesario para superar sus penas.

Durante la película, cada uno de los 3 personajes tienen su tiempo para el desarrollo del papel. En este punto, es Nicole Kidman la que considerablemente sale perjudicada. En un principio, viendo las imagenes de los trailers hace que te recuerde a la película de Alejandro Amenabar Los otros ) pero la película no tiene nada que ver con eso. Quizás si se hubiera llevado a cabo con el casting inicial, Jodie Foster como madre, esa sensación desaparecería. También se tenía en mente a Carey Mulligan como India Stoker.

Una de las cosas que mejor ha cuidado Park Chan – wook durante su carrera ha sido la vida de los personajes, desde Ryu, ese sordomudo de pelo verde cuya vida va de una desgracia a otra en Mr. Vengeance, hasta Tae – Ju, esa joven encarcelada en casa desde niña cuya libertad la encuentra siendo vampira en Thirst. En Stoker, es eso mismo lo que se hecha en falta. Un mejor desarrollo de los personajes. Quizás sea esta una de las quejas, no públicas, que el director Park tiene del sistema de Hollywood donde no pudo hacer mucho en la escritura del guión y, como consecuencia, la libertad creativa, tanto en el desarrollo de los personajes como en temas como la ética o el sexo, se difumina en la película.

STK-8255.NEF

Pasando al tema de la dirección, en este sentido, si que no hay discusión que Park Chan Wook consigue una ambientación perfecta, trabajo que lo consigue con su director de fotografía Chung Chung – dong ( The Unjust, New World ) que le acompaña, desde que realizo Old Boy, en todas sus películas.

Una secuencia tras otra, el movimiento de la cámara, los planos cenitales  (desde el techo), los colores, las gruas, los ángulos de la cámara… Todas esos detalles están mejorados y pulidos desde que hizo Thirst en 2009. Los primeros 30 minutos, mi atención iba más con todos estos detalles que con los propios de la historia. Puede ser porque, en cierto modo, intuyes como pueden darse los acontecimientos.

Otro de los puntos a favor, es la combinación entre los planos de la película, el sonido y la Banda Sonora. Una música barroca, oscura, gótica compuesta por Phillip GlassClint Mansell ( Requiem por un Sueño, La fuente de la vida ) con tonalidades impregnadas por el mentor de este último, Trent Reznor ( NIN ). Además, hay una escena donde se toca el piano y, es aquí donde Phillip Glass compone “Duet”, una pieza magistral que Park Chan wook la convierte en una secuencia sensual, rítmica y apoteósica. Sin duda lo mejor de la película.

matthew-goode-mia-wasikowska-stoker
Con referencias a películas de Hitchcock ( La sombra de la duda, Psicosis ), Brian de Palma ( Vestida para matar ) o incluso a la Propia Alicia en el País de las Maravillas ( Mia Wasikwoska se hizo conocida siendo ella en la película de Tim Burton ), hay tiempo para los cameos como el de Harmony Korine, director de Spring Breakers, con un minúsculo papel que apenas se nota en pantalla y al que hay que poner atención cuando aparece en ella.

Con dos proyectos en Hollywood en el futuro, el director Park Chan – wook parece decantarse por volver a Corea y hacer su siguiente película allí. Y seguro que acertará si vuelve a hacer una película donde tenga plenos poderes desde la productora y sin problemas de enseñar más sexo y/o debates morales / religiosos sobre el ser humano y su retorcida mente.

Fuente: Fox Searchlight , cine21

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2013, Hollywood, Park Chan Wook, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s